La Tigra

31.1.12 en 1:53 a.m.






Basado en el cuento homónimo de José de la Cuadra, el filme reconstruye la historia de una mujer indómita y salvaje que gobierna a su antojo una hacienda perdida en costa ecuatoriana. La película, de sobria ambientación costumbrista, narra con un sentido trágico la desintegración del mundo primitivo mágico y mítico gobernado por los poderes sensuales y femeninos de la naturaleza.

Después de asesinar a un grupo de hombres que robaron y mataron a sus padres, Francisca Miranda toma el mando de la hacienda familiar y se convierte en “La Tigra”, la mujer más temida del sector. Todas las noches elige un hombre distinto para pasar la noche, a la mañana siguiente los expulsa con pistola en mano. En la hacienda, hombres y mujeres viven bajo la voluntad de La Tigra. Juliana y Sara, sus dos hermanas menores, le temen y obedecen con sumisión. Un día, Sarita termina enamorándose de un comerciante viajero. La Tigra la encierra a bajo llaves alarmada por los malos presagios de un santero. Finalmente el comerciante regresa con la Policía. Luego de un enfrentamiento con los uniformados, Sara es liberada mientras que Francisca es abatida a tiros.

La película apela a la estructura de la tragedia. Desde el arranque, el desarrollo de las acciones se articula a través de la vieja confrontación entre civilización y barbarie. Con la venida del progreso, la ley y la modernidad, el mundo primitivo matriarcal es derrotado inevitablemente. Se cumplen así los presagios presentes en los sueños de la protagonista y advertidos por el santero del pueblo.

Con este destino cumplido, el filme hace de Francisca una perfecta heroína trágica. El personaje, interpretado por Lissette Cabrera, es la encarnación el lado peligroso y salvaje de la naturaleza que es capaz de doblegar a todo hombre. Razón suficiente para que sea eliminado. El personaje usualmente es representado a través de planos contrapicados y composiciones sublimes como un brutal felino que ronda sobre los árboles, o como una hembra hambrienta de sexo que empuña las armas como la violencia de un guerrero. En una lograda escena, La Tigra yace con sus ropas mojadas en la copa de un árbol, un hombre la espía oculto en las aguas de un río, en cuanto ella cae en cuanta, salta como una fiera, ataca al hombre, finalmente se desnuda y se le ofrece. Francisca rechaza ser objeto pasivo del deseo de los hombres, ella decide, desea y domina.

Paralelo a la historia argumental, Luzuriaga intercala largas tomas subjetivas. Estos planos cagados de misterio y poesía recorren el monte, los paisajes, los ríos. Hechas a punta de cámara en mano, estas subjetivas en un comienzo evocan las representaciones oníricas del personaje principal. Con el transcurso del filme, se transforman en una realidad autónoma que condensan el pasado y el futuro, y presagia el desenlace final.
La película participó en los festivales de Montreal, Toronto, Londres, Røtterdam, Nantes, Huelva, La Habana, Nueva York, entre otros. Ganó el premio a Mejor Película y Mejor Ópera Prima en el Festival de Cine Iberoamericano de Cartagena, así como también los Galardones a y Mejor Música y Mejor Fotografía Festival Internacional de Bogotá.




Año: 1989. Dirección y guión: Camilo Luzuriaga. Intérpretes: Lissette Cabrera , Rossana Iturralde, Verónica García, Arístides Vargas, Virgilio Valero. Producción: Camilo Luzuriaga, Grupo Cine. Música: Sebastián Cardemil, Ataulfo Tobar, Diego y Santiago Luzuriaga. Fotografía: Rodrigo Cueva y Diego Falconí. Duración: 80 min.

0 comentarios

Publicar un comentario

Comenta este artícculo

Vïa Visual | Powered by Blogger | Entries (RSS) | Comments (RSS) | Designed by MB Web Design | XML Coded By Cahayabiru.com