Entre Marx y una mujer desnuda

31.1.12 en 1:34 a.m.





Es una obra abierta de carácter autoreflexivo y poético. Adapta la novela homónima de Jorge Enrique Adoum. Siguiendo el planteamiento experimental del texto literario, el filme se propone una serie de juegos, variaciones y diseminaciones con varios personajes que no se estructuran en la lógica de narración clásica. Con una cámara que se desplaza libremente por los distintos pisos de vetustas casas coloniales, la película ambientada en la turbulenta vida política de Quito en los años setenta. Propone una reflexión sobre el desencanto político de una generación y la fugacidad de las relaciones amorosas.

Entre Marx y una mujer desnuda desarrolla paralelamente 4 planos de la realidad que se desarrollan con cierta autonomía y en momentos dados se solapan entre sí produciendo una disolución del espacio asignado en la narración a la ficción y a la realidad. Por un lado, relata la historia de un grupo de jóvenes revolucionarios, liderados por el Galo Gálvez, que se enfrentan a la dirigencia conservadora de un partido comunista. Por otro, en clave romántica y poética, escenifica la historia imaginaria del amor entre Juanmanuel, un escritor amigo de Gálvez, y la esposa de un hacendado. En tercer lugar, el filme presenta una serie de escenas en las cuales los personajes principales aparecen en edad infantil reescenificando a manera lúdica la crisis amorosa que les tortura. En cuarto lugar, se estructura un metalenguaje que encarnado en la voz over del escritor reflexiona sobre el mismo hecho de la creación literaria y cinematográfica.

Por esta razón, permanentemente se produce una disolución de la realidad ficcionalizada por el escritor y la realidad vivida en el presente por los personajes. En el desenlace del filme una conversación casual revela que la amante del escritor en realidad es su propia mujer. De esta manera se sugiere que quizá toda la historia del filme es un invento que solo existe como proyecto literario del escritor o es un relato que narra cosas que aun no han acontecido. Sin embargo, esta confirmación nos llega mientras el escritor conversa amenamente con Carlos Marx. Se disuelve nuevamente los límites entre la fabulación y la realidad dejando a los hechos en permanente estado de suspensión.

Siguiendo la tradición del cine moderno europeo, el filme escenifica las imágenes mentales y las proyecciones imaginarias de sus personajes. Lo hace de tal manera que las la representación pierde su anclaje objetivo y el relato se transforma en un autorreflexión sobre la memoria, la imaginación y el mismo hecho de narrar. Siguiendo el código cercano al realismo mágico adoptado por realizadores como Rocha, Solanas y Littín, Luzuriaga produce un relato hibrido que mezcla referentes locales con códigos y lenguajes modernos. De ahí que la película, tienda hacía una representación barroca que combina ambientes oníricos y un exotismo vernáculo a través de una retórica enfática y teatral.

La película participo en varios festivales internacionales. Entre ellos: Biarritz, Rotterdam, Nueva York, Chicago, Londres, Mar del Plata, Calcuta. Ganó el premio a la Mejor Dirección de Arte en el Festival de La Habana y Mejor Guión en el XII Festival de Trieste, Italia.




Entre Mar y una mujer desnuda. Año: 1996. Dirección: Camilo Luzuriaga. Guión: Arístides Vargas basad en la novela de Jorge Enrique Adoum. Fotografía: Olivier Auverlau. Música: Hugo Idrovo, Jaime Guevara y Ataúlfo Tobar. Intérpretes: Felipe Terán, Arístides Vargas, Lissette Cabrera. Duración: 90

1 Responses to Entre Marx y una mujer desnuda

  1. Unknown Says:

    Holii por aqui estuvo Joyce

Publicar un comentario

Comenta este artícculo

Vïa Visual | Powered by Blogger | Entries (RSS) | Comments (RSS) | Designed by MB Web Design | XML Coded By Cahayabiru.com